jueves, 6 de noviembre de 2008



Otro ex libris vienés de Stöber Stube. Dejo la imagen sin comentarios para que la mires con detenimiento. De nuevo una mujer en el grabado y la titularidad: Toni Andres; de nuevo un ex libris destinado al intercambio, a la venta y al coleccionismo. Aunque el grabado, una punta seca, es pequeño, el papel es grande, cercano al tamaño carta. No cabe en el interior de las pastas de un libro de tamaño promedio. En las anotaciones autógrafas se descubre la firma del autor, indescifrable de nuevo, y la fecha: 1918. En el extremo inferior izquierdo, el precio: 450.

Existen dos extraordinarios exlibreros en Europa: Claus Wittel, alemán y Marcela Groeneveld, holandesa. Ambos son agradables y atentos al cliente. Cada seis meses recibo sus catálogos, marco lo que me interesa y sueño; he evitado visitar sus páginas, dulcerías que me llenan de tentaciones.

1 comentario:

dikua dijo...

maravillosas las páginas..hay unas verdaderas maravillas..