martes, 28 de octubre de 2008

EX LIBRIS JAPONESES (IX)



Esta estampa me duele, ay, por su falta de registro: el amarillo no está en su lugar. Hasta al japonés le pasa, para consuelo de varios. Pero es ilustrativa en más de un sentido. Por una parte deja ver la combinación que produce la tinta soluble al agua cuando el amarillo y el azul se mezclan (verde, por supuesto), por otra nos muestra los accidentes del error: la nube no tendría que tener ese pedazo blanco, el ropaje de los personajes debería ser verde, amarilla era la sombrilla planeada, pero no sabremos ni tú ni yo, al menos en este blog, la combinación exacta entre el amarillo y el rojo de la chimenea del barco.

Los ex libris japoneses me sorprenden por varias razones, pero especialmente por su precisión técnica. Siento fascinación por esas pequeñas piedras, que sólo se consiguen en Japón y que son especiales para sacar filo a las gubias, por el gusto por lo filoso. Me sorprende el orden en el que estos maestros trabajan en pequeños espacios. Es raro encontrar estampas con errores, como esta.

El artista es Noboru Yamataka, veterano de las xilografías multicolor. Autodidacta en este arte, multipremiado, coleccionado, y de amplia fama como ilustrador, exlibrista y diseñador de portadas e interiores de libros, tampoco tuvo temor de equivocarse y entregar al coleccionista esta estampa de mal registro que, casualmente y con una anécdota que no viene al caso contar ahora, vino a dar a mi colección.

6 comentarios:

emmanuel dijo...

pues esa falla de registro le otorga también una magia especial. quedamos en espera de la anecdota, seguro valdrá la pena contarla!

Jazmin Velasco dijo...

A mi me gusta que este todo chueco y el registro fatal. Seguro que a Andy Warhol le gustaria tambien.

Selva Hernández dijo...

Y a mi me gusta que sean dos connotados artistas, cuya obra admiro, los que hagan ese comentario. Otro día cuento la anécdota, con otro ex libris japo naval.

Un beso grande y doble.

Martha Montero dijo...

No creo mucho en las perfecciones... Me gusta el tono lúdico y etéreo de este ex libris que nos compartes. Y recuerdo que en más de una ocasión he visto nubes como estas: con un primer volumen precedido por un halo blanco y luminoso, como si se escondiese atrás un brillante secreto...

Aida Emart dijo...

Felicidades por tus 1000 entradas si?
y ya soy tu primer seguidora!! aparece mi carita jjaja

Selva Hernández dijo...

¡Sí! Fui de inmediato a ser tu seguidora y corresponder como corresponde pero no tienes instalado el gadget...

¡Un beso Aída!!