sábado, 31 de enero de 2009

Así aprendieron a leer nuestros bisabuelos

manilla

La semana pasada fui a visitar la librería de mi madre. Hace años, cada vez que me gustaba un libro, mis padres, emocionados, me lo regalaban. Qué tiempos aquellos. Al darse cuenta de que me gustaban los libros caros y raros, me limitaron los regalos. Desde entonces soy modesta en mis peticiones y cuando son caros, los compro. Junto a Barroco de Severo Sarduy y tres revistas literarias, traje este pequeño libro de lectura. Me encantan, tengo varios. Éstos, en inglés y viejos, caen la categoria de “Libros que apenas sirven” y se salvan de la basura así, apenas.

lectura1

lectura2

lectura3

lectura4

Al llegar a casa busqué con desesperación uno que recordé del ilustrador y diseñador mexicano Manuel Manilla, precursor de José Guadalupe Posada; los dos libros son contemporáneos. Lo encontré ayer. El contraste me gusta, he de confesar que, aunque modesto, me gusta mucho más el de Manilla. Es de la época en la que mostrar un fumador a un niño era permitido, la linterna era de vidrio y funcionaba con la luz de una vela, el sombrero era de copa, el xicote era un insecto reconocible y el wagon se escribía con dobleú. La impresión, además, era estereotípica y era del autor.

manilla1

manilla2

manilla4

manilla3

manilla5

A pesar del número, que es la mitad de doce, no me gustan ni la primera ni la última palabra de la selección de palabras de seis letras. Tampoco me gusta que el borrego de Juan se haya comido tus libros.

7 comentarios:

Miguel Cane dijo...

Yo aprendí a leer en un libro como ese... "Run Spot, Run" -- había pertenecido a mi abuelo.

Es tristísimo que sean considerados casi basura.

Recuerdo tu gusto por las antiguedades. ¿Aún tienes el libro de poesía de L. Carroll?

Besos.

Selva Hernández dijo...

¡Claro! Ese y varios más, ya destiné un entrepaño completo a todas mis ediciones de Alice's Adverntures in Wonderland y Through the Looking Glass. Ahora que abro mi favorita, la primera de Random House, por sus lindas pastas me encontré una foto igual a la tuya de fb.

http://www.reanimationlibrary.org/

ele de lauk dijo...

Hermoso . Me recuerda mis primeros libros de lectura en inglés , con ilustraciones de Aubrey Beardsley .
Todavía los conservo .
Me gustan los libros viejos , aunque sólo sea para tocarlos y olerlos .
Te sigo ! Ele .-

Selva Hernández dijo...

Me encanta tu nombre Ele, es palíndroma y es letra. Y es linda: la ele. ¿Tuviste un libro de texto con ilustraciones de Aubrey Breadsley? Quisiera verlo, debe ser raro...

pedrolv dijo...

borracho una palabra de seis letras???


que alguien me expliquee!!

jejej muy bueno

Selva Hernández dijo...

No sé cómo no me di cuenta de que borracho tenía seis letras en el siglo XIX. Qué maravilla.

Alejandra dijo...

: ) me encanta tu blog