sábado, 14 de marzo de 2009

El táctil placer del papel

The age of the book is almost gone.
George Steiner

P1000148
Estas imágenes las tomé en el museo de la Fundación Bodmer.

Es una lástima, dijo Leo, que estos medios no proporcionen placeres táctiles y olfativos. Hoy, mi amigo Jaime Avilés publicó una nota sobre este espacio en su columna Desfiladero, en el diario mexicano La Jornada. Son ahora las 12:00 del día, hay 54 lectores activos y ha habido 945 entradas. Estoy, además de agradecida por las hermosas palabras que Jaime dedicó a este espacio, muy sorprendida. ¿Quién dice que el papel está muriendo?

Esa reflexión me recordó otra que escribí cuando apenas empecé a integrarme a estos medios, a finales de septiembre de 2008; la comparto contigo ahora:
P1000143
La Biblia de 42 líneas se puede hojear aquí, o investigar acá.
EL FIN

Esta semana coincidieron algunos sucesos. Primero Aurelio Asiain, poeta erudito, me invitó a leerlo en su blog. No sólo lo leí a él, sino también a su red de amigos escritores. Fue maravilloso. A través de él accedí a una comunidad en la que los autores entablan diálogos directos con sus lectores, pero también hacen chistes y comentan en público y en privado. Todo entre las obligaciones diarias y a través del filtro que ofrece el teclado de la computadora. Después de todo es más fácil pensar en lo que se escribe que pensar en lo que se dice.

Luego tuve con mis alumnos el semestral y tradicional debate entre la computadora y el libro. Lo hago cuando acabamos de revisar a Gutenberg y su determinante influencia en la historia del diseño y en la forma del libro. Por primera vez en tres años, ganó la computadora.

Al final de la semana fui a una charla en la escuela de mis hijas sobre la soledad infantil. Fue aburrida, mala y absurda, llena de lugares comunes. Estaba a punto de salirme cuando la adusta presentadora nos prohibió movernos para hacer un comercial. En la compra de una enciclopedia –con toooooda la información necesaria para el crecimiento de nuestros hijos por el resto de sus vidas– venía un paquete de libros: cómo mejorar la ortografía, cómo controlar la voz y la expresión, un diccionario español-inglés-francés-alemán, y otros más. Todo, cito, "forrado con láminillas de acrílico (sic) y papel resistente y con dibujos bien prácticos y bien dinámicos". El paquete costaba –no es broma– 12,700 pesos.

Entonces pensé: este es el fin.

P1000152

Los sucesos del día de hoy me tienen sorprendida en extremo. A veces pienso que el papel se convertirá en un lujo en el futuro cercano; parece que las enciclopedias, los diccionarios y los periódicos serán los primeros en desaparecer. Pero días como hoy pienso que todavía los placeres táctiles tienen cabida e importancia en esta vida cada vez más virtual. Aunque disfruto diariamente de la gratuita lectura que ofrece internet, aún prefiero el placer olfativo y táctil de abrir un periódico y leerlo mientras desayuno el sábado por la mañana.

Gracias por recordármelo, querido Jaime.

14 comentarios:

exlibris dijo...

Nice images. Excellent and informative blog. Thanks for your work, your passion for this.

Perhaps a simple English "summary" would increase the appreciation.

Thank you.

James P. Keenan

chuku dijo...

He leído acompañado de un delicioso café de talega mi diario local impreso aun en papel y una horas mas tarde leyendo en la computadora la Jornada me encuentro con tu Blog, que disfruto de otra forma, pero lo disfruto.
Muchas felicidades!
Jorge López Barrón
Hermosillo, Sonora

ANTARTZ agente artehormiga dijo...

Yo tengo la seguridad de que el libro seguirá siendo importante y el papel mucho más.
En las estadísticas de la Feria del libro del Palacio de Minería salió que recibieron muchos más visitantes que el año pasado eh??? Por supuesto que yo si fuí. Viva!!!! Vivva!!!! viva!!! el libro.

Anónimo dijo...

Acabo de ver una pelicula que se llama, "A el no le gustas tanto". Descubrí despúes en Youtube que había una escena borrada adonde una de las protagonistas le dice a su amiga: "el me manda un mensaje de SMS a mi Blackberry, yo le contesto a su mail, el me responde a Myspace y asi, extraño los tiempos adonde había un solo teléfono y una sola máquina contestadora, para comunicarme con el uso 7 diferentes maneras"...El libro, Selva, no pasará de moda mientras personas como tu, yo y varios más estemos dispuestos a ese inmejorable placer de tomar una taza de té, sentarnos en medio de algún jardín y perdernos en las páginas...Gracias para siempre...ALicia Alarcón (tu amiga que dejará de ser virtual próximamente)

monserrat loyde dijo...

Selva, excelente la anécdota de la escuela. ¿12,700? Les hubieras contestado que la suscripción a la Encyclopedia Britannica on-line es más barata e incluye blog videos-documentales, etc. Eso, es parte de las ventajas, supongo.

Creo que el libro no se acabará mientras existan lectores.

(Por cierto, me encanta cómo huele mi Mac.)

madreselvas dijo...

No hay como leer en papel, pero yo ya tengo un largo rato leyendo los periódicos en linea, aquí en el cerro donde vivo no es fácil conseguir el periódico de papel y tinta, solo los compro de tanto en tanto para que no se me olvide como son.
Pero leer un libro en la compu, eso si no puedo, no me logro concentrar, además no es lo mismo, pierdes el placer del olor y la textura, yo creo que los libros nunca serán sustituidos por la computadora, será como el cine y la tele, libros para compu y libros impresos.

Sandra Luna dijo...

Sí, los libros tienen piel y quisiera pensar que sienten. En algún lado leí que también respiran.
Y hieren. El otro día, sacudiendo un librero, resulté con una herida en la muñeca. Al buscar a la hoja agresora, me hallé con una imagen extrañísima. La guía de una hiedra se metió a la penúltima página de un libro de fotografía, donde parece ofrecerse a los labios anhelantes de una mujer que está por besar a alguien más... En la página contraria, un huella marrón que sugiere más cosas inquietantes... Pondría la foto, pero no sé cómo. Mejor te la mando.
¿Es redundante felicitarte por estos días felices? No le hace, ¡¡felicidades!!

Paloma Zubieta López dijo...

Yo sigo creyendo que el papel proporciona posibilidades que no existen en una computadora, por lo tanto, el papel seguirá existiendo. No conozco un sólo lector que prefiera la pantalla de la computadora a el acariciar las páginas de un libro, así que de momento, me parece que los libros están a salvo o al menos, eso quiero creer, besos.

Ivan Mejia dijo...

Siempre buscamos oponer medios y tecnología, quizás es una manera de comparar, desde los contrarios.
Yo desde mi virtualidad cotidiana disfruto mucho de leer en internet cosas que de ninguna otra manera podría leer ya que son textos que no están en una revista o bien están en una revista o libro que no se vende donde vivo.
¿Por que este gusto por el libro fetiche? ¿por que la defensa del papel viene tanto del corazón?
Saludos a la selva

Alfonso dijo...

Me cuesta mucho trabajo explicar lo rápido que me enamoré de Internet desde que la vi por primera vez! tiempo después ese enamoramiento volvió cuando vi los lectores digitales de sony y el Kindle de amazon, por fin las pantallas de "electronic ink" habían logrado hacer TAN cómodo leer en pantalla como en papel

Aunque me confieso un verdadero fetichista de los papeles y las ediciones (por algo estudié diseño gráfico) también es cierto que lo que más me gusta de los libros, es leerlos.

Y la comodidad de los libros digitales es maravillosa, no he dejado de comprar libros en papel pero ya no tengo que cargar con ellos y maltratarlos! jaja, ahora cargo 450 en una tarjeta SD de 1 Giga y sobra espacio.

jota pe dijo...

-- selva, siempre que recuerdo mi pasion por los libros viene a mi mente la anecdota de un querido amigo boliviano exiliado en mexico, cuando los milicos en su pais llegaron a su casa arrasaron primero con su formidable biblioteca, el fuego ahora con las computadoras nunca podra quemar nuestras palabras ni ideas. El texto ahora en computadoras puede hacer milagros, remitirnos via link a una movie, a conectarnos a otros mundos y nada mas ahorita me da el placer de leer tu pagina que sin una computadora seria inimaginable, guttenberg estaria deleitado con una PC

ANTARTZ agente artehormiga dijo...

Pues yo les digo que tengo tres años publicando mis ilustraciones en internet, que en este espacio virtual se ven maravillosas, y tengo como firme propósito hacer un libro con mi obra Y lo voy a hacer porque el arte se disfruta con todos los sentidos porque yo las quiero tener todas en papel, verlas y tocarlas y oir las hojas al pasar y sentir como las ilustraciones cambian de posición al mover las hojas y sentir su peso en mis patas.

Anima Câlîginôsus dijo...

Aunque también es preciso reconocer lo difícil que resulta publicar hoy en día. Conozco personas cuyos trabajos literarios han sido rechazados una y otra vez; desde el típico "Este tema ya está muy manoseado", hasta el "Dedícate a otra cosa". Sí, reconozco que muchos no son verdaderamente buenos en cuanto a calidad literaria; pero los otros, los que sí lo son, tienen el terrible defecto de no garantizar un éxito comercial. Ni modo.
Yo por eso, antes de arriesgarme a ser ninguneado por una editorial, he optado por colgar mi primer intento de novela.
Ojalá puedas echarle un ojo a mi blog.
Saludos desde Cuernavaca, la otrora Ciudad de la Eterna Primavera.
Ah, y sí, yo también llegué aquí por culpa de Jaime Avilés, que otra vez demuestra su buen tino.
Por cierto, tu blog se disfruta más con un café de olla, con canela y piloncillo, y unas galletas de coco.

A dijo...

nunca, nunca (insisto) nunca sera lo mismo un libro electronico queun libro iompreso.

Pasar la hoja, olerlo, y para los irreverentes como yo, hacer anotciones al final, o usar un marcatextos en donde dejamos un pedacito de alma o corazon.

Dificilmete podran conocer esa diferencia los jovenes de hoy, los jovenes que hoy son niños.

Para ellos laspantallas son cosa cotidiana, son mas entrañables, pasan ms tiempo cn ellas.

No habia pensado que el papel puede llega a ser un lujo, espero que no sea mientras vivo, eso me hace temblar, amo mis libros, incluyendo lo que compro en librerias de viejo, incluyendo los que tengo desde mi infancia.

Me he sentido antcuada...y curiosamente, no me sient mal por ello.

Besos hojeados
A.